• "Con Jesús niño a la Misión"


    Recursos para trabajar con los niños durante todo el curso escolar
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • "Cambia el mundo": DOMUND 2018


    Descarga todos los recursos para la animación misionera del Domund
  • GESTO


    Revista misionera para los niños
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes
  • REVISTA MISIONEROS


    Revista misionera para adultos que recoge la actualidad misionera de la Iglesia

11 oct. 2018

SUR Y SAL. REVISTA MISIONERA

Nuevo número de la revista SUR Y SAL  correspondiente a la Jornada Mundial de las Misiones.



9 oct. 2018

CAMBIA EL MUNDO

                                                                                    Damián Diaz.
Hablar de “cambiar el mundo” como nos propone el lema del DOMUND 2018, seguro que parecerá a muchos utopía trasnochada o misión imposible, después del fracaso de tantos intentos por hacer lo mismo especialmente en los últimos decenios del siglo pasado. De ahí nació la “postmodernidad” como desilusión de los esfuerzos de la modernidad, y ahora lo más que aspiran algunos es simplemente a cambiar de móvil o cualquier otro artículo de un consumo que nos invita continuamente a usar y tirar. El cristiano, sin embargo, constata que el mundo que tenemos dista mucho del sueño de Dios. Y los jóvenes, a quienes especialmente se dirige el Papa en su Mensaje para el Domund de este año, siempre se han caracterizado por sus ansias de cambio, de novedad, por su inconformismo con un status que hace sufrir a tantos hermanos, y su deseo de hacer su aportación personal para la transformación de este mundo a mejor. “Nadie es tan pobre que no pueda dar lo que tiene, y antes incluso lo que es. Me gusta repetir la exhortación que dirigí a los jóvenes chilenos: «Nunca pienses que no tienes nada que aportar o que no le haces falta a nadie: Le haces falta a mucha gente y esto piénsalo. Cada uno de vosotros piénselo en su corazón: Yo le hago falta a mucha gente»”, les dice y nos dice. Los misioneros, de manera especial, desde el nacimiento de la Iglesia, y todos los cristianos convertidos en verdaderos discípulos misioneros, no dejan de proponérselo y hacer su aportación especial: Vencer la inercia y el egoísmo, y, desde un corazón impregnado en el amor de Dios, dejar de pensar sólo en las necesidades propias y comenzar a pensar en las necesidades de los demás, salir de las cuatro paredes del confort al mundo sin fronteras, participar del proyecto de Vida y Amor de Dios. Todos nosotros estamos invitados: CAMBIA EL MUNDO.

2 oct. 2018

UNA HISTORIA DE MUCHAS HISTORIAS

Video DOMUND 2018


7 sept. 2018

FALLECE DE DON ANASTASIO GIL GARCÍA.



 7 de septiembre de 2018, fallecimiento de Don Anastasio Gil García. Director de OMP España. 

Anastasio Gil García nació el 11 de enero de 1946 en Veganzones (Segovia). Fue ordenado sacerdote con 24 años en la diócesis de Segovia, aunque en 1983 se incardinó en la diócesis de Madrid. Licenciado en Teología por la Universidad de Comillas en 1970, completó sus estudios con una diplomatura en Psicología Educativa en 1972, y con un doctorado en Teología por la Universidad de Navarra en 1981. Su primera ocupación pastoral fue como capellán y profesor de religión en el Colegio Montealto de Madrid -durante 20 años-, lo que compaginó con su trabajo de profesor de Pedagogía Religiosa en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra. En ese tiempo fue también coadjutor en la parroquia Nuestra Señora de la Asunción de Algete. En 1987 fue nombrado delegado de Catequesis de Alcalá de Henares, que por aquel entonces era una vicaría de la archidiócesis de Madrid, y pasó posteriormente a ser diócesis, con él mismo al frente de su Delegación Episcopal de Catequesis.
En 1988 fue nombrado subdirector del Secretariado Nacional de Catequesis de la Conferencia Episcopal, servicio que desarrolló hasta que en 1999 dio el salto al mundo misionero. En este periodo de tiempo continuó con su labor docente, como profesor de Teología y Didáctica de la Religión en la Escuela Universitaria "Fomento Centros de Enseñanza", y de Pedagogía Catequética en la Facultad de Teología San Dámaso. En el ámbito pastoral, fue miembro del equipo presbiteral de la parroquia San Jorge de Madrid, y perteneció al Consejo de Redacción de la revistaActualidad Catequética.
En 1999 fue nombrado director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias, y dejó el ámbito de la catequesis para entregarse en cuerpo y alma a las misiones. En 2001 asumió la subdirección nacional de Obras Misionales Pontificias (OMP), con monseñor Francisco Pérez González al frente de esta entidad. En 2011 fue nombrado director nacional de la institución pontificia, cargo que en el que fue confirmado en 2016, y que ha desempeñado hasta el final de sus días, compaginado con sus funciones en el Secretariado de la Comisión de Misiones de la Conferencia Episcopal Española (CEE).
Entre 2006 y 2011 dirigió el Fondo Nueva Evangelización de la CEE; desde 2011, la cátedra de Misionología de la Universidad Eclesiástica San Dámaso de Madrid, y desde 2008 era vicepresidente de la ONG Misión América. En el ámbito internacional, se contó con su experiencia en diversas instituciones misioneras dependientes de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos en Roma. Por otra parte, a lo largo de su trayectoria publicó numerosos libros y artículos de temática catequética, pedagógica y, por supuesto, misionera.
Su esfuerzo y dedicación han contribuido decisivamente a renovar e impulsar la animación misionera en España. Ha visitado en numerosas ocasiones las 69 Delegaciones Diocesanas de Misiones, apostando por una labor de concienciación misionera realizada en comunión eclesial. Para esta tarea de animación, Anastasio Gil no contó solo con todos los delegados de Misiones, sino que supo aglutinar también a todas las instituciones y servicios misioneros de la Iglesia católica en nuestro país. En las Asambleas de OMP en Roma era un ejemplo de trabajo bien hecho para todas las OMP del mundo. Aunque él nunca estuvo como misionero en los territorios de misión, ha entregado su vida por amor a la evangelización y al trabajo de los misioneros en toda la Tierra.