• MES MISIONERO EXTRAORDINARIO


    Octubre 2019: "Bautizados y enviados: la Iglesia de Cristo en misión en el mundo"
  • PRESENTACIÓN “CON JESÚS NIÑO A LA MISIÓN”


    Cuatrienio de Infancia Misionera
  • "GUÍA COMPARTIR LA MISIÓN"


    Propuestas de voluntariado misionero
  • AYUDA A LAS MISIONES


    Colabora con los misioneros españoles

8 jul. 2019

CONGRESO NACIONAL DE MISIONES.



El Congreso Nacional de Misiones es el evento más importante que la Iglesia española ha organizado de cara al Mes Misionero Extraordinario, convocado por el Papa Francisco para este próximo mes de octubre, y ya es posible inscribirse. Este congreso se desarrollará del 19 al 22 de septiembre y tendrá como sede la Parroquia de San Francisco de Borja, de la calle Maldonado, 1, de Madrid. Con más de 600 participantes, entre ponente y congresistas, estarán presentes las delegaciones de misiones de las diócesis españolas, congregaciones y órdenes religiosas, asociaciones misioneras de laicos y, como protagonistas, misioneros de los cinco continentes.
En el congreso habrá conferencias, como “El mundo actual, escenario de la misión” o “Vocación misionera ad gentes y ad vitam”; comunicaciones más breves, hasta 10 y en espacios simultáneos, como “Mujer y misión” o “Asia, reto para la misión”; mesas redondas, como “Los misioneros vistos por nuestra sociedad” o la protagonizada por “obispos en misión”. Además, al terminar cada jornada, será el momento para las vigilias de oración centradas sucesivamente en los jóvenes, el ecumenismo y las migraciones. Intervendrán, misioneros, profesores de facultades teológicas, periodistas y responsables y superiores de congregaciones e instituciones que son cauce para la misión.
El Congreso Nacional de Misiones será una oportunidad para tomar conciencia de lo que plantea en una sola frase el lema del Mes Misionero Extraordinario, “Bautizados y enviados: la Iglesia de Cristo en misión en el mundo”. Propuesto por el mismo Papa Francisco, con él se quiere subrayar que el envío a la misión es una llamada inherente al bautismo y es para todos los bautizados. “Nosotros mismos somos misión porque somos el amor de Dios comunicado, somos la santidad de Dios creada a su imagen. Por lo tanto, la misión es nuestra propia santificación y la del mundo entero, desde la creación”, decía el Santo Padre. Es la conversión misionera de personas y estructuras a la que tantas veces ha hecho referencia.
Para inscribirse: https://eventos.2registro.com/cnm2019. En este enlace se encontrará información sobre la sede, el programa y el formulario de registro.

25 jun. 2019

BAUTIZADOS Y ENVIADOS. TESTIMONIO MISIONERO


 ANTONIA SANCHEZ MOROCHO. Misionera Comboniana. MES MISIONERO EXTRAORDINARIO. 

"Este año celebro el 50 aniversario  de mi profesión religiosa como misionera comboniana. Mas de la mitad de mi vida se ha desarrollado en Africa.
Doy gracias a Dios infinitamente por mi vocación. Cuando el Señor me llamó, traté de dar un sí.
 Mi labor ha sido casi siempre en el campo de la educación, mayormente chicas, pero también chicos, en un seminario preparando a jóvenes que querían ser sacerdotes.
Lo que el Papa Pablo VI  dijo en Uganda en 1969 “Sed misioneros de vosotros mismos”, es un lema que siempre me ha iluminado en mi actividad misionera.  Ayudar a formar misioneros cristianos, comprometidos  capaces de comunicar a sus hermanos y hermanas ya en África, el evangelio."



BAUTIZADOS Y ENVIADOS. TESTIMONIO MISIONERO.


PRADO FERNÁNDEZ.  Misionera Comboniana. MES MISIONERO EXTRAORDINARIO. 
“ La Misión te aporta vida, mucha humanidad, otro estilo de Ser. Soy lo que soy, debido a la Misión, a los años que he pasado en África. La Congregación te permite hacer todo el bien que te aporta vivir en comunidad, quizá solas, no hubiéramos podido hacer tantas cosas.
Agradecer al Señor el don de la Vocación y el don de la Vida en general.
He disfrutado muchísimo. Podría resumirlo en una frase ¡Qué me quiten lo bailao!. Si tuviera más vidas, seguro que las dedicaba a lo mismo: a la evangelización y a la promoción humana”. #MesMisioneroExtraordinario
#Oremosxlosmisioneros






5 jun. 2019

NACIDOS DE LA MISIÓN, PARA LA MISIÓN.


Carta Don Gerardo Melgar a los misioneros y misioneras con motivo del Día del Misionero Diocesano. 

Pocas frases pueden definir mejor la identidad del misionero, de la misionera, que esta: “Nacidos de la misión para la misión.”
         Nacidos de la misión porque el misionero nace de la misión de la Iglesia que cumpliendo aquel envío de Cristo “Id por el mundo entero y predicad el evangelio”, hace llegar ese evangelio, esa Buena Nueva de Jesús al corazón de cada uno de nosotros a través de su palabra que llego a nosotros a través de los sacerdotes, de la catequesis, de la educación y el testimonio de la vida de nuestros padres y de tantos y tantos medios como el Señor pone en nuestro camino para que descubramos que merece la pena ser sus seguidores.
         A medida que vamos descubriendo el seguimiento de Jesús como algo que llena nuestra vida y la plenifica totalmente, en esa misma medida empieza a resonar en nuestro corazón como dirigido a cada uno de nosotros como algo que tenemos que vivir y hacer nuestro el envío del Señor:” Como el padre me ha enviado, así os envío yo, recibid el Espíritu Santo…”(Jn 20,21-22).
El Papa Benedicto XVI en la proclamación del “Año de la fe decía que la fe era un gran tesoro y un  gran regalo de Dios, pero que no nos lo daba para que nos aprovecháramos personalmente, sino para que fuéramos capaces de transmitirlo a los demás.
Cuando uno va descubriendo a Jesús, lo va amando y haciéndose su discípulo por medio de distintos medios y personas que el Señor ha puesto en nuestro camino para que esto fuera así, entonces, vamos descubriendo que nuestro seguimiento además de hacerlo personalmente, tenemos que comunicar nuestra experiencia, hacer partícipes y “llevar su mensaje salvador al corazón del mundo”, que decía San Juan Pablo II.
         En esto consiste nuestra vocación específica, en saber desde donde podemos vivir mejor la Buena nueva de Jesús y desde donde podemos servir mejor a los demás dando a conocer y ayudando a los demás a que lo amen.
         La Vocación misionera es la vocación más en radicalidad porque ofrecéis  a entregáis vuestra vida por el anuncio del Evangelio, dejando casa, hermanos, familia, tierra de nuestras raíces e ir allí donde el misionero cree que es mas necesario para que el Evangelio de Cristo y su persona sea anunciado.
          Por eso decía al principio que pocas  frases explican mejor la identidad del misionero que esta frase: “nacidos de la misión para la misión” porque todos los que nos sentimos misioneros y portadores del mensaje de Cristo al mundo nacimos de la misión que Cristo dio a la Iglesia y de todos cuantos nos enseñaron a conocerlo y amarlo y ser sus seguidores, y somos destinados a vivir nuestra vida desde la misión y para la misión.
         Queridos misioneros: sabéis de siempre lo mucho que admiro vuestra vida, vuestra entrega, disponibilidad y generosidad, porque vosotros estáis haciendo realidad  con vuestra entrega que habéis nacido desde la misión y para la misión.
         Para que esto se haga realidad por vosotros y vuestra vida entregada, no os ha importado dejarlo todo: familia, amigos, raíces, diócesis y vuestra única aspiración es que realmente se cumpla la voluntad del Señor, que quien nació de la misión, se entregue por entero a la misión.
         Gracias por vuestro testimonio. Vuestra vida nos anima a ser también, con todas las consecuencias, testigos de Jesús, misioneros en la porción del mundo que el Señor nos ha encomendado a cada uno. Sois un estímulo a nuestra entrega a la evangelización misionera entre los nuestros, donde hoy no es nada fácil ser de verdad misioneros y evangelizadores en nuestra Europa y en nuestra España “cristiana”, en las que Dios ha dejado de ser valorado y ha sido sustituido por el dinero y  los corazones se han endurecido con el materialismo y el hedonismo en el que nuestros contemporáneos nos movemos.
         Pido a Dios por vosotros para que aliente vuestras vidas y mantenga vivo el ardor evangelizador y misioneros. Vosotros pedid por nosotros para que sepamos llegar al hombre de hoy, ofrecer a Jesucristo, como el único que puede llenar plenamente nuestra vida y dar sentido a todas nuestras aspiraciones.
Un fuerte abrazo para todos vosotros.
                                    +Gerardo Melgar Viciosa
  Obispo de Ciudad Real