• Mensaje del Papa para la Cuaresma


    La Palabra es un don. El otro es un don
  • JÓVENES Y MISIÓN


    Joven, la misión te necesita
  • ENCUENTRO MISIONERO DE JÓVENES 2017


    21-23 de abril en Escorial, Madrid
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de experiencias misioneras de verano para jóvenes
  • Curso de Verano de Misionología


    Para la formación misionera de agentes de pastoral
  • ¿CÓMO COLABORAR CON OMP?


    Durante todo el año puedes colaborar con Obras Misionales Pontificias

21 mar. 2017

TALLER MISIONERO EN EL SEMINARIO

El sábado 18 de marzo, organizado por las delegaciones de Pastoral Vocacional, y Catequesis, se celebró en nuestro Seminario el II Encuentro Diocesano de Preadolescentes, chic@s de 6ª de primaria, 1º,2º.3º de ESO. La Delegación estuvo representada por un taller misionero, donde se contó con el testimonio de Carlos Córdoba que fue misionero en Etiopía, Noelia(Gam de Alcázar de San Juan) y Chevi (Gam de San Carlos del Valle). #AnimacionMisionera



8 mar. 2017

VOCACIÓN Y MISIÓN

SEMINARIO DE FORMACIÓN G.A.M
1-2 de abril 2017. En La Huerta. 

En sintonía  con la programación diocesana 2016-17, que pone su prioridad en la Familia y la Vocación.
Desde nuestro compromiso y respuesta a una vocación cristiana y misionera específica, a tono con la llamada a la construcción de un mundo mejor que Jesús nos hace en el Evangelio...

7 mar. 2017

¡QUE DIOS TE BENDIGA, JUAN ANTONIO!.

Nuestra diócesis de Ciudad Real continúa enviando misioneros. Este domingo ha sido el turno de Juan Antonio López Manzanares, que marcha el próximo miércoles a República Dominicana, a colaborar con el Servicio Jesuita para Inmigrantes, en favor de los inmigrantes haitianos, a través de la organización OCASHA-Cristianos con el Sur.
Juan Antonio ya estuvo una temporada como misionero seglar en Perú, diócesis de Yurimaguas. Luego regresó para acompañar a su familia durante unos años. Ha colaborado en este tiempo con Mancha Acoge.
Ahora, decide de nuevo volver a misión, y su parroquia Nuestra Señora de Altagracia de Manzanares le ha preparado el envío en nombre de la Diócesis. Nuestro Obispo no pudo presidir la ceremonia del envío, y mandó a su Delegado de Misiones, Damián Díaz.
La ceremonia fue emotiva, y en la homilía Juan Antonio pudo compartir a preguntas de delegado los motivos de su vocación y su misión, así como detalles del trabajo que va a realizar.

ENVÍO MISIONERO

Monición: Vamos a asistir ahora al rito del envío misionero que es un modo particular de expresar que no se actúa  en nombre propio, sino en nombre de toda la Iglesia que es quien nos envía a evangelizar.
PRESENTACIÓN

Delegado DM: “Acérquese el que va a recibir la misión de evangelizar”.
(El misionero se pone en pie)

Delegado DM: JUAN ANTONIO LÓPEZ-MANZANARES MASCUÑANA: Dios, nuestro Padre, reveló y realizó su designio de salvar al mundo por medio de su Hijo hecho hombre, Jesucristo, quién confió a su Iglesia la misión de anunciar el Evangelio a todas las personas.
Tú, desde la misión, no actuarás en nombre propio, sino en nombre de la comunidad que te envía; tienes por tanto, una misión muy importante que cumplir: ser prolongador del mensaje de Jesús. Cuando enseñes la Palabra de Dios a los demás, no olvides, dócil al Espíritu, escucharla tú y madurarla en tu corazón. Que tu vida sea siempre testimonio de Jesús dentro de la Comunidad Cristiana en la que te encuentres.
COMPROMISO

Delegado DM: ¿Aceptas la misión de ser testigo del Evangelio, sirviendo a la Iglesia Universal en su tarea evangelizadora?

Juan Antonio: Sí, acepto.

Delegado DM: ¿Estás dispuesto a cumplir responsablemente tu misión como Misionero Diocesano de Ciudad Real, a través de OCASHA-Cristianos con el Sur?

Juan Antonio: Sí, estoy dispuesto.

Delegado DM: Recibe entonces la Luz de Jesús. Esta es tu misión, ser Testigo de la Luz de Jesús. Mantente siempre unido en el Amor del Señor.

GESTO
(El misionero enciende ahora una vela con el fuego del Cirio Pascual. Así recuerda públicamente que Jesús le envía a ser Luz dentro de la comunidad para disipar las tinieblas)

BENDICIÓN

Monitor: Todos somos testigos de la fe de este misionero que va a asumir la tarea de evangelizar. Oremos para que el Señor derrame sobre él su luz y su gracia y que le ayude a perseverar en la fe que ha confesado y en la promesa que ha hecho.

Delegado DM: “Oh Dios, fuente de toda luz y origen de todo bien, que enviaste a tu Hijo único, Palabra de vida, para revelar a los hombres el misterio escondido de tu amor. Bendice (+) a este hermano nuestro, elegido para comunicar el mensaje del Evangelio. Concédele que al meditar asiduamente tu Palabra, se sienta penetrado y transformado por ella y sepa anunciarla con toda fidelidad a sus hermanos. Por Jesucristo nuestro Señor,
Todos: Amén.
Delegado DM: Obediente al mandato de Cristo y confiado en la gracia del espíritu, ve y anuncia el Evangelio a todos los hombres en nombre de la iglesia.

FIRMA DEL COMPROMISO.



También se vio arropado por un buen número de compañeros de OCASHA que han estado anteriormente en misiones.  Mª Carmen, Pilar, Vicente e Inma con su pequeño hijo,  Julián  y Mari Paz con su familia,
Damián, el presidente de OCASHA Ramiro  Faulí y Secretario Chema. 

Le deseamos a Juan Antonio un buen trabajo. Seguro que, como decía él, será feliz en su misión, y podrá hacer un poco más felices a aquellos que se ven obligados a abandonar su casa y su país a causa del hambre y los desastres naturales.
¡Que Dios te bendiga, Juan Antonio!


6 mar. 2017

"VAYAN SIN MIEDO A SERVIR"

Hoy 5 de marzo, fecha señalada pues celebramos el Día de Hispanoamérica.  Nuestro misionero Juan Antonio Lopez-Manzanares Mascuñana, misionero laico de OCASHA, es enviado en su parroquia Nuestra Señora de Altagracia de Manzanares a República Dominicana. 

 Queremos compartir la Gracia de Dios en comunidad el domingo 5 de Marzo en la Misa de las 12´30 de la mañana.


" Vayan, sin miedo a servir " Misa del envío de Juan Antonio, como misionero a Republica Dominicana." Señor, toma mi vida nueva, antes de que la espera desgaste años en mí.
Estoy dispuesto a lo que quieras, no importa lo que sea, Tú llámame a servir." Alma Misionera.

13 feb. 2017

¿EXISTE LA INFANCIA MISIONERA EN MALI?

Ángela García, Misionera de María Inmaculada en Mali, nos lo cuenta...,.
Aquí no se vive mucho con ese nombre pero se trabaja mucho con los niños de ·· Kizito ·· esto está muy arraigado y los niños vibran con ello.
Kizito es uno de los mártires de Uganda uno de ellos era niño, creo que será por ser del mismo color de su piel les dice mucho.

El sígueme se vive con ilusión y Esperanza de llegar un día como Kizito, Sacerdote, Monja o Mártir.
Cuando tienen 12 años que hacen la Confirmación pasan al grupo de Vocaciones que también se trabaja muy bien, de ahí que al terminar la Selectividad algunos se van o al Seminario o a la Vida Religiosa. Este año de mi Parroquia se fueron dos chicos al Seminario, dos chicas al Noviciado y una ha hecho los primeros Votos; todos ellos han pasado por el grupo de KIZITO.
5.-Que hacen los niños para seguir a Jesús?
-Formarse
-Estudiar
-Guardar sus Huchas con lo poquito que tienen o reciben  para ayudar a otros niños.
- Cuando hay una fiesta o Acontecimiento  hacen teatro, que por cierto son extraordinarios para ello. Siempre hay una parte de cómo el chico o la chica pide a sus padres el permiso de irse al Seminario o Noviciado, en general los padres se oponen y todo son dificultades para que lo realicen.
Si me preguntas por que la familia pone de dificultad, en muchos casos es porque si no se casa, no recibirá la dote, ya que la boda es un trato.

9 feb. 2017

SEGUIR A JESÚS.

José Adolfo Sanchez Pintor y Milenka Laurel. Misioneros de OCASHA en Bolivia. 
     Somos una familia misionera de Fuente el Fresno, estamos de misión en El Alto, una ciudad de Bolivia, colaboramos en la parroquia Santa María Madre de los Pobres, la parroquia tiene cuatro centros parroquiales (capillas o iglesias), nosotros vivimos en la capilla Virgen del Carmen, la más alejada del centro de la parroquia.

     Hemos abierto un centro juvenil, donde vienen alrededor de 40 niños y jóvenes, muchos de ellos además se preparar para el bautismo, primera comunión y confirmación. En el barrio, no hay ningún lugar donde los niños puedan divertirse sanamente (no hay parques, ni zonas deportivas), el barrio carece de muchos servicios básicos, y las familias cuentan con serios problemas: (desestructuración, malos tratos, alcoholismo, pobreza…). En definitiva, los niños, niñas, adolescentes y jóvenes no cuentan con una adecuada red de apoyo (ni social, ni familiar).
     La zona donde se encuentra el centro juvenil, es una zona esencialmente inmigrante, (familias provienen de zonas rurales), esto hace que los niños y jóvenes, sufran el choque cultural (campo-ciudad), la pérdida de valores, el sentimiento de marginalidad y la pobreza, lo que los colocan en una situación de vulnerabilidad social. Podríamos decir que los niños están en riesgo social, porque tienen un déficit importante en sus necesidades básicas, en un momento importante de su desarrollo (materiales, de alimentación, de estímulos, de afectos, etc.) situándolos en estado de “abandono” o desamparo.


     La experiencia con los niños y jóvenes que llegan al centro, es que muchos de ellos, comparten determinadas características:

 Tienen problemas de comportamiento, y dificultades para relaciones interpersonales.
 Autoestima muy baja.
 Proceden de familias desestructuradas con muy bajos niveles socioculturales y económicos.
 En la escuela, su nivel es medio-bajo.
 No cuentan con modelos de comportamiento adecuados (familiar, social).
 Han sido “educados” en la calle, con roles sociales agresivos.
 Viven experiencias de consumo de alcohol, malos tratos, agresiones sexuales...
 Deben ocuparse de las tareas domésticas: hacer la comida, cuidar a sus hermanos pequeños, aseo de la casa. Sobre todo las mujeres.
 Ayudan a sus padres en el trabajo (principalmente vendedores ambulantes en ferias).
 
     Hemos observado un buen porcentaje de niños y jóvenes que “viven en la calle”, si bien cuentan con techo y alimentación (aunque en condiciones precarias), sufren el descuido de sus padres o cuidadores (por trabajar durante muchas horas fuera del hogar, por alcoholismo, por malos tratos, etc.).

     En el centro juvenil y la capilla seguimos a Jesús intentando que a pesar de todas las dificultades, sonrían. Ellos a pesar de todas las dificultades, sonríen a la vida con mucha esperanza en el futuro. La capilla y el centro juvenil es un lugar donde no hay violencia, donde no hay gritos, donde se nos tratamos con cariño y donde pueden jugar con otros niños de su edad. Todos juntos vamos descubriendo en Jesús, en su mensaje, un ejemplo a seguir en su día a día, intentando vivir los valores de Jesús en el trato con sus amigos, en la escuela, en su familia y allá donde vayan.

Pero… ¿Cómo siguen ellos a Jesús?, ellos mismos nos lo cuentan:

Madai: “Si Jesús me dijera “sígueme” yo aceptaría sin dudarlo, ya que sería un privilegio seguirlo. Yo sigo a Jesús viniendo a la iglesia y aprendiendo más sobre su palabra. Leyendo la Biblia, y siendo catequista para transmitir a niños y jóvenes lo que a mí me transmitieron y me ayudó en mi vida. Formando una familia en la capilla”.

Adriana (10años): ¿Qué haría si Jesús me dijera sígueme?, Yo aceptaría, le diría que me agarre de la mano y voy junto a él, y así vayamos juntos por todo el mundo haciendo una columna de más de mil personas, invitando a más amigos que nos sigan hasta llegar a ser dos mil, tres mil, cuatro mil… personas. Hasta conseguir que todo el mundo vaya detrás de Jesús, para aprender los valores que practicó en su vida.

Lidia (9 años): Sigo a Jesús leyendo la Biblia todos los días, escuchando las misas, rezando y viniendo a la iglesia. También haciendo lo que Jesús nos enseña, no mintiendo a mis padres, siendo sincera con todo el mundo y respetando a  todos, sean mayores o menores. Invitando a mis amigos a seguir a Jesús.

Ruth: Yo sigo a Jesús, intentando ser como él, tratando a todos por igual, sin importar el color, la raza, porque Él no hace distinción, y mira a cada persona igual. Ayudando a quien me necesita.

María Belén (9 años): Yo sigo a Jesús, leyendo y viendo y escuchando sus parábolas. Viniendo a la iglesia y escuchando la misa y el evangelio, y orando con la oración que él nos enseñó. Aprendiendo más sobre su vida y escuchando sus valores y practicándolos en casa y en todo lugar.


Ghilda (8 años): Yo sigo a Jesús leyendo la Biblia todas las mañanas y antes de dormir. Rezando antes de comer, agradeciendo a Diosito por la comida que nos da y rezando antes de salir a la calle para que me cuide. Viniendo a la misa y a la iglesia. Y en la iglesia compartiendo con mis amigos.