• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

25 abr. 2012

VOCACIONES PARA TIEMPOS DIFÍCILES

       
Dicen que en tiempos difíciles la Iglesia sale más purificada. En el caso del Norte de Uganda, hay un dato que deja esa aserción fuera de toda duda: lejos de intimidarse quienes se preparaban para el sacerdocio, en  años sucesivos aumentó el número de seminaristas y también de ordenaciones sacerdotales.  Si hasta el año 2003 apenas había una ordenación anual y había años en los que ningún sacerdote nuevo se añadía al presbiterio de la archidiócesis de Gulu, a partir de esas fechas  ha habido  un flujo constante de seis o siete  ordenaciones al año.  Un fenómeno  que está renovando el clero de este lugar. Más centrados en la pastoral, la oración personal y templados en experiencias duras, los nuevos jóvenes sacerdotes de Gulu parecen estar más volcados en su papel y en su misión que la generación anterior.
Algo muy parecido sucede con las vocaciones a la vida consagrada. En Goma, la capital de Kivu Norte en la República Democrática del Congo, congregaciones  como las Hermanitas de Jesús (fundadas por el padre Foucauld), las Carmelitas Teresianas y las Misioneras de Nuestra Señora de África (Hermanas Blancas) trabajan en los barrios más desfavorecidos  con personas discapacitadas , enfermos mentales, niños de la calle, o personas afectadas por el VIH. A las puertas de estos institutos de vida consagrada llaman numerosos jóvenes interesados en seguir vida religiosa, un paso importante que requiere un periodo suficiente de discernimiento vocacional. 
En las Iglesias Jóvenes existen también congregaciones religiosas locales, casi  siempre fundadas por misioneros. En Uganda las más antiguas son las Banabikira (Hijas de María) y los Banakaroli (Hermanos de San Carlos Lwanga), ambas con un siglo de existencia.
En décadas más recientes han surgido otros institutos masculinos, como los Marian Brothers o los Apostles of Jesus (este último, el primer instituto africano exclusivamente misionero).

Interesante artículo de José Carlos Rodríguez.. Pincha aquí. 

Artículo extraído de la revista Misioneros del Tercer Milenio