• CONCURSO CÓMICS


    Concurso de Infancia Misionera
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • GESTO


    Revista misionera para niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

10 may. 2013

RECONOCIMIENTO DE LA SANTA SEDE A LA LABOR DE MERCEDES LÓPEZ.


Capellán Ancón II. P. Angel García 
La laica madrileña, Mercedes López,  recibe la insignia y diploma de la Santa Sede de Roma por su trabajo en la Pastoral Penitenciaria en el Callao.
Ayer viernes, 26 de abril  a las 8 de la noche, en la catedral del Callao se realizó la ceremonia de la Diócesis  de entrega de reconocimiento por parte de la Santa Sede de Roma a los sacerdotes y laicos reconocidos por su gran labor a favor de la diócesis del Callao.
Nuestra querida hermana Meche, coordinadora del modulo de extranjeros en Ancón II,  fue también reconocida públicamente por su gran labor que durante 22 años viene realizando en el penal Sarita Colonia del Callao como Coordinadora de la Pastoral Penitenciaria. Se leyó una breve reseña de su vida, de su llegada a Perú por los años 80 y su dedicación plena y a tiempo completo a los internos del penal de Sarita Colonia.

La hermana Meche compartió desde la sede de la catedral del Callao su testimonio desde su llegada al Perú el 17 de Noviembre de 1981:       

      “Mons Durand entonces Obispo del Callao y al que conocí en España, me invitó a trabajar en las obras que él llevaba en el Callao. Trabajé en Juventudes y después más de 10 años como Sub-Coordinadora en Caritas Callao, pero siempre hasta la fecha en el Obispado……En  el año 1982, tuve la oportunidad de acompañar a una religiosa a la cárcel de mujeres “Santa Bárbara” por Alipio Ponce. donde se encontraban recluidas unas sesenta internas acusadas por el delito de terrorismo. Tiempo después participe de un oficio religioso en la cárcel, el cual  fue dirigido  por Mons. Sebastiani, esta  experiencia  ya marco mi vida en esta vocación de servicio a los hermanos privados de libertad. Tiempo después, en el año 1991 llegue al penal de Lurigancho por un caso social y me quede colaborando  allá como agente pastoral en los pabellones 3 y 5. Durante 5 años
Cuando en el año 1995 se inauguro el penal del Callao y el Obispado asumió la  labor Pastoral en el penal  yo fui nombrada por Mons Durand   Coordinadora Responsable de esta Pastoral a nivel diocesano cargo que asumo hasta la fecha. Cabe resaltar que en este penal tuve  y tengo cada día la ocasión de reafirmar mi verdadera vocación en este servicio al cual Dios se digno llamarme.
En el año 2005 se me encargó la responsabilidad de coordinar y acompañar el proyecto de la Casa de Acogida en la Perla. Responsabilidad que asumo hasta la fecha.
Mi servicio en el penal ha cambiado mi forma de vivir, mi vocación misionera y sentir a Dios, eso es debido a las experiencias que veo y que los chicos me cuentan, y como les digo a ellos: Dios es el Dios de siempre, de la nueva oportunidad, para el cual nada hay imposible. Como dice el apóstol  Pablo: “Todo lo puedo en aquel que me conforta y me fortalece”