• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

10 ago. 2013

"DIOS HA ESTADO GRANDE CONMIGO"-

Mª Jesús Romero desde Guatemala.
Buenas noches desde Guatemala y casi buenos días en España¡ Ya llevo 4 días por aquí y el tiempo pasa muy rápido¡ son días intensos, sin desperdicio, quisiera aprovechar cada segundo¡ ya casi tengo pillado el horario de Guate, cada vez me cuesta menos adaptarme, hasta los bichos me respetan y no salen ( pronto saldrá uno...por hablar). Estos días están siendo de encuentro con gente de otros años, me da mucha alegría salir por el barrio y ver como los niños se me acercan y me abrazan con esa carita de alegría y esa sonrisa que te alegra el día. Hoy he tenido muchas visitas, chicas que estaban en la casa y que desde el primer año no veía, gentes que con pocos recursos hacen el esfuerzo de venir a verte. Da gusto ver como poco a poco las personas con las que has trabajado se van superando y van saliendo adelante y sobre todo van cambiando sus perspectivas de futuro y su mente.
También en el compartir con los chicos en el patio, descubres que aquel chico que va de chulillo, es un montón de miedos y de complejos y que utiliza una armadura para que la vida que le ha tocado vivir, no le hiera demasiado. Como otros años os he dicho, al final, la experiencia misionera se trata de abrir el corazón y compartir con las personas, ahondar en ellas y ver que cada una tiene mucho por dar, cada persona es una oportunidad para hacer presente el amor que Dios nos tiene y el amor que debemos misionar. Mañana comienzo a dar clases en un colegio del barrio, daré refuerzo a todos los cursos, acompañaré a los niños y niñas que tengan más dificultades en cada curso y a través de las matemáticas y la lengua, intentaré acercar ese amor de Dios del que os hablaba antes. Antes de despedirme, solo deciros, que estoy llena de paz, de mucha paz, es el mejor regalo que Dios que me podía hacer después de más de un año de paro con muchos sinsabores e injusticias sufridas, sin duda, vuelvo a decir que "Dios ha estado grande conmigo", los pobres me llenan de paz  y curaran algunas heridas .Os deseo que seáis muy felices, solo hay que abrir el corazón, ya os iré contando mis vivencias por aquí, ahí os mando un gran abrazo, os quiero mucho¡.MªJesús