• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

22 nov. 2016

¡GRACIAS A TODOS LOS QUE HAN HECHO POSIBLE ESTA FIESTA MISIONERA!

CRÓNICA DEL ENCUENTRO DE INFANCIA MISIONERA.


Los niños de la Diócesis de Ciudad Real han vibrado un año más con los misioneros y con los niños de todo el mundo. Ha sido en Puertollano. Mil novecientos participantes y casi doscientos voluntarios, en un día con un tiempo espléndido, han hecho posible una jornada memorable, con la que damos inicio a la campaña de Infancia Misionera que este próximo año tendrá por lema "Sígueme".
Antes de las 10 de la mañana comenzaba a llegar los más de 30 autobuses de 35 localidades y 48 parroquias de nuestra diócesis. Comenzamos a las 11 de la mañana con una breve oración, presentación de los participantes, orden de día...
Este año, por la cantidad de participantes y las distancias de la población que nos acogía, hemos hecho dos circuitos, donde la mitad de los niños han pasado por los cinco talleres situados en la parroquia Virgen de Gracia y su entorno, y la otra mitad por los talleres situados en la parroquia de San Juan Bautista y el suyo: Oración misionera, testimonio de un sacerdote africano, Cantajuegos con canciones misioneras, y dos dinámicas para elaborar una pulsera con los colores de la Infancia Misionera y el Decálogo del niño misionero en un caso, y para buscar los valores y evitar los contravalores que favorecen o impiden el seguimiento de Jesús, en el otro.
A las 2 de la tarde llegábamos al pabellón Antonio Rivilla, donde dimos cuenta de nuestros bocadillos, y a las 4 teníamos la Santa Misa presidida por el Sr. Vicario General, D. Tomás Villar.
Poco después de las 5 de la tarde comenzábamos el regreso a nuestra localidades, con un buen sabor de boca, la alegría en el corazón, el amor a los misioneros y a los niños de todo el mundo en nuestra alma. Y...