• CONCURSO CÓMICS


    Concurso de Infancia Misionera
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • GESTO


    Revista misionera para niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

24 may. 2012

COOPERACIÓN MISIONERA EN EL CUERNO DE ÁFRICA. SEGUNDA INTERVENCIÓN


Somalía, un estado fallido entre la tela de araña de los intereses internacionales. 
La segunda intervención en la mesa redonda sobre la cooperación misionera en el Cuerno de África, desarrollada ayer en las Jornadas Nacionales de Delegados de Misiones, corrió a cargo de Gerardo González, ex redactor jefe de la revista “Mundo Negro”. Su intervención respondía a la pregunta del por qué de este conflicto que golpea a cuatro estados: Somalia, Etiopía, Eritrea y Yibuti.
Presentó un recorrido histórico de cada uno de estos cuatro países. La conclusión: “Mal que bien –más bien mal–, Etiopía, Eritrea y Yibuti se las apañan”. Pero sin duda el caso más grave es el de Somalia: “Situada en la parte más oriental del Cuerno de África es un Estado fallido. Padece una guerra civil desde hace 21 años, es decir, desde la caída del general Siad Barre, en enero de 1991. Además de guerra, Somalia evoca otras dos realidades conflictivas: piratería y hambre”.
Tras recordar, la intervención fallida de Estados Unidos en este país entre 1992 y 1993, habló sobre la guerra civil que en estos 21 años ha costado 300.000 muertos y un millón y medio de refugiados. Apuntó el tema de la piratería, muy relacionado con el tema de la pesca, puesto que los piratas somalíes, se dedican la mayoría a la pesca artesanal y denuncian que los verdaderos bandidos del mar son los pescadores clandestinos que saquean sus peces, en clara alusión a los barcos pesqueros de países desarrollados”.

“Somalia no es, por tanto, solo un Estado fallido”, afirmaba Gerardo González. “Es un Estado atrapado en la tela de araña de los intereses internacionales. Sus 3.300 kilómetros de costa en el golfo de Aden, el mar de Arabia y el Océano Índico –donde faenan 700 barcos pesqueros tanto legal como ilegalmente– y su acceso al estrecho de Bad el-Mandeb, que significa literalmente “La puerta de las lágrimas” o de las lamentaciones, son la razón de que no se le permita vivir en paz.
Para finalizar su exposición hizo un pequeño apunte sobre el seguimiento de la religión en los cuatro países del Cuerno de África. “En Somalia, el 99 por ciento de la población son musulmanes, en Yibuti, el 95 por ciento; en Etiopía el 50 por ciento son coptos ortodoxos y el 45 por ciento musulmanes; en Eritrea, la proporción entre coptos ortodoxos y musulmanes es la misma: 50 por ciento y 45 por ciento, respectivamente; el 3 por ciento de los eritreos son católicos y en Etiopía, el 0,78 por ciento”.