• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

19 oct. 2012

LO QUE ME DICE EL DOMUND.


D. Rafael Pérez Piñero.
Lo primero que me dice el DOMUND  es recordarme las parábolas del Evangelio, de la semilla y la levadura, por ejemplo, Mt. 13, en que nos habla de la lenta pero segura extensión del Evangelio. Y me confirma esto mismo la conmemoración del 20 de septiembre de los mártires de Corea, S. Andrés Kim Taegon y S. Pablo Chong  Hasang y 103 compañeros mártires: la historia cristiana de Corea nos recuerda que desde el principio del s. XVII  la fe se mantuvo firme, sostenida por un grupo de cristianos seglares, que conservaron la fe hasta que llegaron en el s. XIX unos misioneros franceses.
                Por otra parte el cristianismo es de ayer, como recordaba el Papa Juan Pablo II precisamente en el Encíclica sobre las Misiones. Esto nos habla de la juventud de la Iglesia, de su vigor y de su vida que se va extendiendo a través del mundo; no cabe la desesperanza ni el desaliento ante un mundo occidental hoy más o menos secularizado, puesto que las crisis normalmente son crisis de crecimiento; la crisis de hoy en muchos lugares está gestando la madurez de un cristianismo consciente. Tanto más cuanto que las cristiandades evangélicas en los últimos tiempos se alzan pujantes y vigorosas.

                Me apoyo en que el Evangelio va al núcleo de la persona humana; al corazón. Busca lo que más quiere el ser humano, porque en el fondo del corazón humano lo que se encuentra en el ansia de amar y ser amado. Y exactamente esto es lo que anuncia el Evangelio; no algo extraño o ajeno a la condición humana, sino lo mejor y más deseado que hay en cada persona.
                Y como lo que anuncia el Evangelio es lo que más queremos de ahí que, aunque su crecimiento sea lento, es, sin embargo, seguro. <>.Rom 5,5 El Amor y el amor se añoran, se buscan y se  van encontrando.