• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

5 feb. 2013

" ME DEJÉ UNA GRAN FAMILIA EN GUATEMALA"


Luis Sandalio Corral. 
Voluntario en Guatemala. 
En Guatemala, la parroquia de D. Pedro tiene más de cien mil habitantes.
Con las personas de la parroquia he pasado la mayor parte del tiempo es una zona de muchas familias jóvenes y muchos niños, gente humilde y sencilla, que comparte todo lo que tiene e incluso el corazón, personas de paz y amor, alegres y sonrientes, muy religiosos y de mucha fe; las  misas muy concurridas, participativas y alegres incluso las de días laborables, las 4 iglesias se llenaban de gente joven y niños. San Juan de la Cruz, San Elías, Santa Edith y Santa Elena.
Afectivamente, no tiene que ver nada esa tierra Guatemalteca con la nuestra. Las gentes  son de corazón más ardiente y sincero que nosotros.
No existen rencores, ni envidias, ni odios ni habladurías.
Siempre están alegres, felices, contentos incluso los que tienen poco o no tienen nada.

Son gentes que aman a los que les rodean y se hacen querer, Te abren todas sus puertas y te acogen como si fueses de la familia; todos se saludan y te saludan cariñosamente.
Todas las mañanas y muchas tardes las pasé ayudando a las Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa de Calcuta con los niños y las personas mayores en la Casa Hogar, en los basureros y en los barrancos. Viendo como las religiosas tan jovencitas se dejan la piel ayudando, recogiendo y conviviendo con todas las personas que no tienen nada ni tienen a nadie, incluso con los niños y jóvenes enfermos terminales de sida.
Muchos de los que asistíamos piensan en comer hoy, mañana Dios dirá.
La pobreza enseña a amar más a las personas que a los bienes materiales.
Aquí estamos más solitarios y más concentrados en nuestras propias cosas, el tener por el tener, aunque no nos haga falta.
En la  Parroquia, por la tarde con los cursos de alfarería, las misas, la convivencia con los que participan en las misas que hay muchos y los sábados en reuniones y dinámicas con los grupos de acólitos, monaguillos, catequistas, lectores, músicos, cantores, comunidades laicales, liturgia, caritas, ministros de la comunión, etc……
Don Pedro es un todo terreno, publicando infinidad de libros, preparando documentos para la Conferencia Episcopal, dando conferencias en Méjico, Guatemala……. Cursos de formación para agentes de pastoral diocesanos los primeros sábados de mes. A esto,  asisten alrededor de cuatrocientas personas, asistí a uno y estuvo de pié explicando y sin papeles más de cuatro horas seguidas sin parar, también dirige un programa de televisión todos los lunes, la parroquia, las misas en inglés a las monjitas, los 87 niños que tiene a comer y a estudiar en la casa parroquial y 28 universitarios a pensión completa que no tienen medios materiales ni económicos, y mas y mas.
El Padre Ezequiel que además  de Sacerdote vale para todo, hace de electricista, fontanero, mecánico, albañil. Un compañero excepcional y buen amigo con todo el mundo.
Esta experiencia ha sido maravillosa, me ha venido muy bien, aunque me vine en todo lo mejor, al empezar el curso, pero aunque des el corazón entero siempre se recibe más que se da, se aprende a valorar muchas cosas que no valoramos y se viven realidades que no podríamos soñar.