• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

14 ago. 2015

Voluntarias en Guatemala

Buenas tardes desde Guatemala.
Perdonad porque apenas escribimos, pero los días son muy intensos. Entre las actividades que tenemos y prepararlas, pasan volando.Vivir aquí resulta fácil, pues todas las personas que hemos encontrado son muy amables, y se esfuerzan por hacernos una estancia agradable.
Aún no hemos visitado el centro, pero el domingo nos hicieron una fiesta todos los chicos del Hogar, fue muy emocionante y lo pasamos muy bien.Todos los días vamos a la escuela de Doña Thelma, a dar clases de refuerzo y por las tardes también damos refuerzo aquí en el Hogar.

 La escuela de Doña Thelma.....no sé si podréis imaginarla....Un patio de tierra, suelos de cemento. Accesibilidad??? Cero... Ningún padre o madre de los que conocemos dejaría allí a sus hijos o hijas.Pero jamás hemos visto profesores y profesoras con tanta dedicación a pesar de las carencias.
Doña Thelma y las demás profesoras saben absolutamente todo sobre los alumnos y alumnas de la escuela. Muchos de estos niños y niñas, son también los que vienen al Hogar, por las tardes.

Entre el Hogar y la escuela de Doña Thelma, se coordinan, para poder dar un buen servicio a estos niños y niñas. Es decir, que todos los días tengan tres comidas, y que asistan al colegio. Los niños y niñas de los que hablamos, viven en asentamientos y la situación en la que se encuentran, es de precariedad absoluta.
El sábado tuvimos ocasión de visitar uno de ellos se llama "Regalo de Dios". Acompañamos a dos Hermanas "Esclavas de María", que viven aquí cerca (sor Margarita y sor Pilar). Pudimos comprobar las condiciones de vida.

Los asentamientos, están en un barranco, allí viven en "champas", que son una especie de chabolas insalubres, dentro no tienen casi nada (tele sí) y viven hacinadas familias muy numerosas, las niñas mayores, cuidan de los pequeños y en ocasiones las madres están ausentes, los padres.......vuelan. A toda esta situación, se suma la violencia, que aquí es terrible.
El mismo sábado, tuvimos conocimiento, del asesinato de un hombre joven que vivía aquí cerca. Con todo esto, aquí hay gente luchando, por dar dignidad a la vida de estas personas. No os podéis imaginar lo que trabajan!!!

Trabajar así en medio de este caos solo puede hacerse con una gran Fe en Dios. Si no, no se puede entender. Aquí se necesitan muchas manos, muchos recursos, pero lo que más se necesita es Amor, es a Dios....y Dios aquí se siente. Tiene que ser así, porque o lo sientes cerca o te mueres de pena.

Un abrazo, disfrutad del campamento
María y Puri.