• ADVIENTO MISIONERO


    Recursos para vivir el Adviento en clave misionera
  • SEMBRADORES DE ESTRELLAS


    Sé misionero y anuncia que Jesús nace para todos
  • SUSCRÍBETE A GESTO


    ¡Hagamos de los niños de hoy personas que quieran amar!
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

20 ene. 2017

LOS NIÑOS SUEÑAN CON SU FUTURO

Padre Juan Sanizo y Ángela Chicharro.  
Pronto celebraremos la jornada de la Infancia Misionera y eso nos hace pensar en cómo viven los niños a lo largo y ancho del mundo.
En Bolivia, más en concreto en Sacaba (Cochabamba), los niños y niñas viven realidades familiares y sociales, a veces complejas. Existe un gran número de familias desestructuradas, donde los niños viven, casi siempre, con su mamá y otros familiares como abuelos o tíos; pocas veces son los papas quienes asumen la responsabilidad de sus hijos. Las problemáticas que viven los padres y madres, principalmente el alcoholismo o la violencia, afecta directamente a los niños y niñas, viviéndose, en muchos hogares, situaciones de violencia física y abusos. También, tienen responsabilidades dentro del hogar como hacer la comida, lavar los platos, sacar agua, cuidad de sus hermanos menores… En la parte educativa, la gran mayoría de los niños, asiste a la escuela, pero no todos cuentan con los materiales necesarios para el día a día de la escuela ni para hacer sus tareas escolares.
Pero no todo son situaciones difíciles… los niños y niñas también tienen ilusiones y esperanzas. Como cualquier niño, sueñan con su futuro, un futuro donde muchos de ellos logran ser profesionales, estudiar en la universidad, tener su familia… A los niños y niñas, como a cualquier niño, les encanta jugar, ver películas, descubrir nuevas realidades, aprender cosas nuevas, conocer gente de otros lugares… En el programa en el que trabajamos, vemos como los niños y niñas se superan cada día. A pesar de que sus circunstancias no son siempre fáciles, son niños felices y desde su propia realidad intentan construir,  día a día, un futuro mejor y para ello se esfuerzan mucho y ponen lo mejor de si mismos, siendo un verdadero testimonio de superación personal.
Para compartirles la realidad de la Infancia Misionera en nuestra Parroquia San Pedro, le hemos pedido ayuda al Padre Juan Sanizo, responsable de la Infancia en la parroquia. Él nos cuenta:
“En el centro parroquial este año se ha reactivado la infancia misionera, puesto que desde hacía seis años este grupo desapareció. Contamos con la asistencia de 18 niños, que acompañados de cuatro animadores, a la cabeza del Pbro. Juan Sanizo, realizan distintas actividades con ellos, la temática con la cual iniciamos el grupo no es meramente doctrinal, puesto que ante las constantes propuestas de trabajo tratamos de formarlos primero con juegos, actividades, manualidades, oraciones y catequesis. Una de las dificultades de la mayoría de las familias que viven en la parroquia es la inmigración de los padres es en este sentido que la mayoría de los niños buscan "refugio", podríamos llamarlo así en algunas personas o grupos, es esta inquietud la que llevó a insistir nuevamente con la reactivación de este grupo. La respuesta de los niños durante este tiempo es positiva.
En otras comunidades de la parroquia como ser Chimboco, Linde y Tacoloma, los grupos de infancia han estado en constante formación y movimiento con diversas actividades, estas grupos son acompañados por las Hijas de la Caridad. Igualmente hay otro grupo, acompañado por la comunidad de las Hijas de la Iglesia, que también realizan encuentros, reuniones y actividades con los niños.
La ilusión que compartimos todos los grupos de Infancia Misionera de la Parroquia, es de conocer, amar y anunciar a Jesús con el testimonio de vida,  en alegría y servicio misionero. ¡De los niños del mundo, siempre amigos!
Como buena noticia y desafío, el 2017 a la parroquia le tocará la preparación de la Pascua del Niño, donde cada año una parroquia designada prepara este gran encuentro para todos los grupos de Infancia Misionera de la Arquidiócesis, donde se recibe una gran cantidad de niños y niñas de otras parroquias. Esto supondrá mucho trabajo de preparación y coordinación con todos los grupos de Infancia de la Parroquia, pero también es una enorme alegría poder recibir a tantos niños y niñas misioneros”


.