• Formación OMP


    Encuentro de formación para empleados y voluntarios
  • JÓVENES Y MISIÓN


    Joven, la misión te necesita
  • ENCUENTRO MISIONERO DE JÓVENES 2017


    21-23 de abril en Escorial, Madrid
  • Mensaje del Papa para la Cuaresma


    La Palabra es un don. El otro es un don
  • ¿CÓMO COLABORAR CON OMP?


    Durante todo el año puedes colaborar con Obras Misionales Pontificias

24 ene. 2017

CUANDO TRABAJAS CON AMOR LA VIDA SABE MEJOR.

Mercedarios en República Dominicana.
FESTIVIDAD DE REYES MAGOS.
Yasmiri tiene 7 años. La mañana del 7 de enero se acerca a una de las voluntarias de la Fundación La Merced y con una sonrisa fácilmente descifrable le pregunta: "¿Pero van a venir los Reyes Magos de verdad?" La voluntaria asiente con la cabeza y la pequeña se va corriendo a contárselo a sus amigas.

Cada año la Fundación La Merced trata de hacer realidad los sueños de los niños y niñas con los que trabaja en la mañana de Reyes, disfrutando de un día lleno de sorpresas.

Juegos, payasos, juguetes y los grandes Magos fueron los protagonistas de la jornada, junto con la pizza y el algodón de azúcar. La Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, en el sector las Caobas (Santo Domingo Oeste) se convirtió por unas horas en un espacio de ilusión y esperanza para todos.
Y fue después de la música y los bailes cuando llegó el momento tan esperado. Frente a la mirada expectante de todos los niños y personas invitadas, los tres Reyes Magos aparecen al ritmo de una melodía navideña. Pese a la postura encorvada de Melchor - dada su avanzada edad - los tres sabios saludaron con gran afecto a todos los niños y niñas, deseosos de saltar del banco y confirmar que lo que veían era real. 

De manera ordenada los tres protagonistas repartieron los regalos que traían desde Oriente - entre ellos muñecas, grandes carros de juguete, pelotas y juegos de cocina -. El brillo en sus ojos y los nervios al coger su regalo se volvieron contagiosos. 
Tantas emociones llenan el corazón pero no el estómago, así que llega el momento de completar la jornada compartiendo pizza, refresco y los juguetes nuevos

No sabemos lo que estos niños y niñas le contarían a sus padres al llegar a casa, lo que sí sabemos es que cuando trabajas con amor la vida sabe mejor.