• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

9 jun. 2011

"ID POR TODO EL MUNDO Y ANUNCIAD EL EVANGELIO"

María Jesús de Avila Torrijos.
GAM de la Solana.
El amor de Dios en mi vida y el encuentro con Cristo Resucitado van marcando los latidos de mi compromiso cristiano y misionero. Desde pequeña y a lo largo de toda mi historia, muchas personas me han hecho ver y comprender al Dios-Amor que nos mostró Jesucristo; también Dios se ha servido de acontecimientos para dar luz a un camino de fe que ha ido madurando y haciéndose consistente a base de pequeños pasitos. Por esas casualidades de la vida, un verano animada por un sacerdote fui al Campamento Misionero de los Grupos de Animación Misionera ( GAM) y allí conocí a laicos muy comprometidos con el mundo y con los pobres y a misioneros que hicieron arder mi corazón y sentir que mi compromiso dentro de la Iglesia y en mi vida debía ser cerca de los más pobres y es a partir de aquí que comienzo mi andadura en el GAM de La Solana. Los Grupos de Animación Misionera son grupos dentro de las parroquias que animan y recuerdan a la comunidad esa invitación de Jesús de “Id por todo el mundo y anunciad el Evangelio”, hacen presentes en nuestras parroquias a los misioneros y misioneras que día a día trabajan en lugares e iglesias lejanas, llevando la dignidad y esperanza a  gentes olvidadas. Damos a conocer en nuestros pueblos las realidades de pobreza que se viven en otras partes del mundo y denunciamos sus causas, en definitiva llevamos la ilusión de luchar porque el Reino de Dios se realice en nuestra tierra y llegue a cada rincón de ella, ya que soñamos con que otro mundo es posible. Todo esto lo realizamos a través de muchas actividades, convivencias, momentos de oración, formación y sobre todo con la fuerza que nos trasmiten la vida y el testimonio de nuestros misioneros/as diocesanos. Creo que es un labor necesaria y bonita la que hacemos  y es por ello que os animo a participar en nuestros GAM que están extendidos por varios pueblos de nuestra Diócesis, así como a formarlos en los pueblos donde no los hay. La misión que Cristo nos regala es apasionante, así como vivirla dentro de esta comunidad que es la Iglesia y llevar el Amor de Dios a cada hombre y mujer es nuestra responsabilidad y una invitación que día a día nos hace el Señor.