• CONCURSO CÓMICS


    Concurso de Infancia Misionera
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • GESTO


    Revista misionera para niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

9 feb. 2015

FAMILIA EN MISIÓN.

Vicente Sánchez e Inma Naharro.
Algunos se darán cuenta que ya no escribo este artículo sola, como Inma, ahora somos dos, ya que el pasado septiembre me casé, y ahora Vicente y yo, somos familia en Misión.
Nosotros nos conocimos en la misión (y eso que somos de la misma diócesis), y es que Dios sabe bien lo que nos tiene guardado. Llegamos al país de diferente manera, pero con la misma vocación de servicio y entrega a los demás, para vivir una experiencia.
Vicente: yo llegé para realizar un voluntariado con las Hijas de María Auxiliadora, con las cuales ya habiamos colaborado desde la ONG’D valdepeñera “Pueblos sin Fronteras” a la que pertenezco. Junto a ellas implementamos la recién creada oficina de proyectos de las Salesianas en las Antillas, amén de muchas más labores que en la misión van surgiendo y que te hacen conocer un lado más humano y cercano de las obras sociales que las hermanas tienen en el país.
Inma: como saben, yo vine para realizar un compromiso misionero a través de la Asociación Ocasha Cristianos con el Sur. He estado un año y medio en la frontera dominico haitiana y desde hace año y medio estoy en la capital colaborando con la Pastoral Materno Infantil. Esta Pastoral se encarga de trabajar la misión de “Evangelizar desde el vientre materno, para que todos tengan vida y vida en abundancia”.
Al mes de llegar al país, un amigo nos puso en contacto y desde ahí surgió amistad, que después se convirtió en una relación y que en septiembre formalizamos a través de nuestro matrimonio regresando a Santo Domingo a continuar la misión como familia.
Desde que Inma se trasladó a Santo Domingo ha estado colaborando con la Pastoral Familiar de una parroquia que los Jesuitas tienen en uno de los barrios “calientes” de la ciudad. Los dos hemos estado participando de esa comunidad parroquial. El párroco nos propuso acompañar a tres parejas más que estaban preparándose para casarse en el mes de diciembre, teniendo la experiencia en los meses de octubre y noviembre, de acompañarles en sus cursillos prematrimoniales. Tenemos que compartirles, que ellos eran parejas de unión libre con muchos años de convivencia y relación (una de 7 años; otra de 13 años y otra de 25 años). Para nosotros ha sido una experiencia de escucha y aprendizaje.
Ahora, a puertas de finalizar el compromiso de tres años, Dios no para de sorprendernos y bendecirnos, ya que la nueva misión será la de ser padres el próximo verano. La experiencia de tres años en el Caribe no nos ha dejado indiferentes y por supuesto seguiremos allá donde estemos con estos valores que el pueblo dominico haitiano nos ha enseñado.
Deseamos que tengan un feliz 2015, esperamos que Dios nos regale la gracia de no ser indiferentes a los hermanos/as.

Vicente e Inma.