• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

14 jul. 2016

¡QUÉ GRANDES SON LOS PIES DEL MENSAJERO!.

             H. Ángela  García, R.M.I. en Beleko. Mali 

Qué puedo contar de esta tierra con tanto sol y fuego!; en estos momentos el calor es fuerte y duro pero al mismo tiempo es grande el fuego de Dios en esta gente.
Hoy pasando consulta en uno de los poblados que voy todos los miércoles para visitar los enfermos al ver la gente venir con un calor de hasta 50 º pensaba  yo cuánto tiene que Amar Dios a esta gente que no tiene nada y sufre este calor y viene sonriendo con la fe puesta en ti para que los cures, casi todos vienen a pie pues es el medio más corriente que tienen
SÍ, yo sufro el calor y quizás más que ellos, pero tengo un mínimo de comodidades que ellos no tienen. Buen Dios nos quiere mucho a todos.
Sabéis que en enero celebramos los 75 años de presencia MISIONERA en esta Parroquia de Beleko, mi pueblo, pues bien como fruto de este Jubileo el jefe de un poblado ha venido a pedir al párroco que él con todo su pueblo quiere Bautizarse, esto ha sido un gran gozo y alegría, me recordaba los tiempos de San  Francisco Javier. ¡QUE GRANDES SON LOS PIES DEL MENSAJERO…¡
En  Pascua en mi Parroquia hemos tenido 84 bautizos de Adultos y 12  pequeños también el  22 de Mayo tenemos  las Confirmaciones unos 100, aquí la formación de CATECÚMENOS se trabaja mucho, dura 3 años.
Hay muchas cosas que contar pero he escrito tantas veces que ya no sé lo que me queda. Deciros que llevo 32 años de Misionara en MALI, feliz, también que este año en febrero estuve 15 días de animación para Manos Unidas en las Islas Baleares, Mallorca, Ibiza y Formentera fue una experiencia muy rica y gocé con la fe de la gente, también allí me encontré con gente de la Mancha, qué gozada!.

Queridos Misioneros allí donde estemos cada uno, seamos de verdad uno, unidos entre nosotros por la Oración, con nuestro Obispo y con nuestra Diócesis. VIVA CIUDAD REAL Y VIVA LA MANCHA. Fuerte abrazo  H. Ángela  García, R.M.I.